Jueves, 24 de abril de 2014

Información General

Concepto

La Licencia Nacional de Conducir es un documento único que la autoridad competente de cada jurisdicción provincial, municipal y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, otorga a un ciudadano con el objeto de habilitarlo legalmente a conducir un vehículo, sea con carácter particular o profesional, previo cumplimiento de los requisitos establecidos por la Ley Nacional de Tránsito 24.449.

Características y diseño

La Licencia Nacional de Conducir cuenta con características de seguridad técnicas y de diseño que facilitan la constatación de las autoridades de control.


  • Microletra
  • Fondo de guilloche de registro exacto
  • Fondo de guilloche de escudo nacional
  • Detalle guilloche Magenta
  • Fondo con isotipo numismático
  • Guilloche sobre fotografía UV
  • Sol de bandera en UV
  • Microletra en UV
  • Título superior en UV
  • Fondo de guilloche registro exacto en UV
  • Fondo de guilloche escudo nacional
  • Escudo nacional con tintas invisibles en cada uno de sus colores
  • Fondo con isotipo numismástico en UV
  • Escudo ANSV en uv anaranjado
  • Escudo y texto ANSV sobre fotografía en UV
  • Fondo guilloche principal con viro al amarillo en luz UV
  • Fondo guilloche auxiliar con viro al anaranjado en luz UV
  • Texto firma de funcionario en luz UV
  • Detalle numimástico en luz UV
  • Microletra en negativo en UV
  • Numeración secuencial en UV
  • Sol de bandera en UV
  • Impresión texto ANSV en uv sobre foto ghost 

Antecedentes

Antes del dictado de la Ley 26.363, la situación, en nuestro país, era la siguiente:

  • Existencia de más 1.800 centros de emisión de licencias, siendo la mayoría de ellos de jurisdicción municipal, y donde cada uno establecía sus propios requisitos, costos, categorías y sistema de seguridad.
  • Diferentes valores y modalidades de pago de las tasas correspondientes produciendo desigualdades;
  • Existencia de una constante fuga de vecinos hacia localidades más benévolas en el otorgamiento de licencias;
  • Diversos formatos y diseños, dificultando el control por parte de los agentes de tránsito;
  • Diferentes datos contenidos en la licencia obstaculizando la inspección de las autoridades;
  • Conductores penalizados por la comisión de faltas en una localidad, siendo estos mismos habilitados a circular por el resto de nuestro territorio poniendo en peligro su vida como la de terceros;
  • Ausencia de un sistema estadístico imposibilitando la realización de las evaluaciones necesarias para introducir cambios y mejoras.

Con la creación de la ANSV, mediante la Ley 26.363, y la implementación de un nuevo Sistema Nacional de Licencias de Conducir, se intenta revertir la situación anteriormente descripta. Con ese objeto se apunta a:

  • Unificar los criterios de evaluación de aptitudes, conocimientos y capacitación para emitir la licencia.
  • Unificar el formato y las medidas de seguridad de las licencias.
  • Unificar la base de datos del Registro Nacional de Antecedentes de Tránsito.
  • Y en corto plazo permitirá implementar el Sistema Nacional de Puntaje (Scoring).